raíces hispanas: el mejor motivo para aprender español

raíces hispanas: el mejor motivo para aprender español

 

Esta es una de las cuestiones que más  sorprende a las personas cuando les cuento a qué me dedico. ¿Personas con raíces hispanas que quieran aprender español? Qué más da ¿no? Son igual que cualquier otro estudiante.

Y permíteme decirte que estás muy equivocado.

Obviamente la manera de estudiar y sus necesidades van a ser los mismos que cualquier hablante de su mismo idioma. No va a tener ni más ni menos dificultades, eso está claro. Pero…

 

¿Qué hace diferentes a este tipo de estudiantes?

 

Existe una pequeñita cosa, que solo he encontrado en este tipo de estudiantes que lo cambia TODO. Y es su motivación. Generalmenteexiste una motivación o bien laboral, académica, viajera, o por el simple deseo de aprender un idioma más.

Pero las personas con raíces hispanas que por mil motivos han perdido el español como lengua nativa tienen una motivación mucho más vinculada a lo que ellos son, como se sienten y se definen.

Conozco a muchas personas cuyas familias emigraron y que por disintos motivos en su casa ya no se volvió a hablar el español o no se hablaba con la regularidad y fluidez com para que un niño lo reciba como lengua «materna».

Cuando son adultos se dan cuenta que hay toda una parte de ellos mismos de su propio historia familiar o personal que desconocen o a la que hasta ahora no habían prestado demasiada atención.

Es entonces cuando aparece ese deseo de recuperar tus raíces. De investigar a través del idioma cuál era la cultura de tus abuelas o de tus bisabuelos.

EL MEJOR MOTIVO PARA APRENDER ESPAÑOL

 

Para mí este es uno de los mejores motivos para aprender un idioma. Y es que todos sabemos que la motivación cuando nace de dentro, de tu parte más emocional e identitaria se convierte en una fuente inagotable de ganas de mejorar .

Esto es algo que no lo digo yo. Lo dice cualquier estudio de psicología. Cuando la motivación se mezcla con la emoción y con lo que tu eres o lo que tú te defines es mucho menos probable que desistas en el intento de hablar perfectamente un idioma.

Además en este tipo de estudiantes, y tú la sabes mejor que nadie, late ese deseo de sentirse como un nativo. No entienden el idioma meramente como una herramienta de comunicación sino como una manera de acercarse a su historia y su cultura e incluso, en algunas ocasiones, a una familia con la acaban de recuperar el contacto.

Para mí no hay nada mejor cuando hablamos de idioma que estudiar con el convencimiento de que esto es un modo de vida. Que todo requiere entrenamiento y práctica. Que no es cuestión de cuánto tiempo nos lleve sino de cuánto disfrutemos del proceso.  Y lo bueno, es que estas personas al querer sentirse libres en su manera de expresarse, tienen esta visión de mejora contínua y unas ganas ingentes de aprender.

 

MI MENSAJE PARA TÚ: TÚ YA ERES HISPANO

 

Para mí es muy improtante que entiendas esto: TÚ YA ERES HISPANO. De hecho puedes tener tantas identidades como te de la gana tener y nunca dejes que nadie te diga lo contrario. Ese deseo de aprender y de amar una cultura en la que no has sido criado me parece que os convierte en merecedores de ser considerados como tales, incluso más que a aquellos que nos ha caído de nacimiento y,  a veces, no sabemos apreciar nuestra cultura y tradiciones.

Hay una frase que me encanta de una canción de mi querido Jorge Drexler que me parece que resume perfectamente lo que quiero decir:

«ES MÁS MÍO LO QUE SUEÑO, QUE LO QUE TOCO»

«YO NO SOY DE AQUÍ…PERO TÚ TAMPOCO»

Y es que la identidad es algo muy escurridizo. Y cuando pensamos que «somos» de un lugar estamos observando la realidad desde un lugar bastante miope y reducido. Cualquier persona lleva en su sangre una mezcla de culturas y es «de todos lados un poco y de ningún lado del todo«.

Si ha resonado contigo estas palabras me encantaría ser tu profesora. Esa persona que te va a ayudar a sentirte cada vez más libre, encontrando y sientiendo esas raíces y esa parte de ti que sí, corre por tus venas.